junio 02, 2018

La política en República Dominicana

La política en República Dominicana.

La política en la isla de Santo Domingo es un acto democrático en el cual un jefe de estado o presidente como normalmente es llamado es el jefe primero de un partido en particular y luego del país. Esta persona es elegida por la mayoría en elecciones cada
cuatro años y es quien representará a nivel nacional e internacional el país en actos, conferencias, reuniones de países por ser la autoridad máxima. El primer presidente de la república fue elegido en 1844, el general Pedro Santana quien se hizo proclamar presidente de la junta gubernativa deportando a los padres de la patria en aquel entonces conocidos por todos como Duarte, Sánchez y Mella. Actualmente tenemos como presidente al Licenciado Danilo Medina Sánchez quien se encuentra gobernando por segunda vez consecutiva después de haberle hecho cambios a la constitución.

Nuestro país se encuentra inmerso en tantos problemas y esto se debe particularmente a la forma en que nosotros mismos hemos dejado que se nos manipule de tal forma que para un grupo pequeño somos títeres, nos dejamos embaucar por unos cuantos pesos en tiempos electivos y olvidamos que pasaremos cuatro años de miseria, esto fue un sistema creado desde nuestro primer presidente que se autonombró en el 1844, creando un cuco, un personaje al que todos debemos adorar, alguien a quien no debemos fallar, solo servir por unos mínimos pesos, luego sus sucesores tales el conocido generalísimo Trujillo que lo recordamos por los grandes sucesos ocasionados hasta el presidente actual, han hecho con la constitución lo que han querido hasta el punto de ser este pequeño país uno de los que más cambios le ha hecho a sus leyes, solo para que se aprovechen unos cuantos sin pensar en la mayoría.

Cada cuatro años volvemos a elegir personas que se muestran como corderillos y quieren gobernarnos para obtener beneficios internos, buscan lucrarse sin importar la forma descarada como logren dicho objetivo. Este tipo de personas que llegan a la presidencia tienen un amiguismo tan alto, que no les importa quienes hayan estudiado para ocupar cargos por vocación, son más importantes los favores que los estudios mismos.

En fin, debemos empantalonarnos y dejarles saber que somos la mayoría para bien común, de no ser la mayoría para el aprovechamiento de un grupo. Dejarles saber que los padres de la patria lucharon por los verdaderos valores, que lucharon para hacer cumplir las leyes y de no mancharlas para obtener beneficios propios. Hemos olvidado esa "libertad" que nuestro himno reza en sus estrofas, por migajas meses antes de las elecciones.

0 comentarios:

Publicar un comentario